Adelanto

Eucaristía Sesión 4

Celebramos las ocasiones especiales (pág. 76)

Los niños con retrasos intelectuales o de desarrollo (como autismo) tal vez necesiten ayuda para decidir qué dibujar en los espacios o para escribir los nombres de personas que los ayudan a celebrar. Tenga disponibles varias fotos de Internet que muestren a niños celebrando sus cumpleaños (portando gorritos de fiesta; usando tazas, platos y servilletas especiales; jugando juegos; comiendo torta y helado). Muestre estas fotos a los niños y pídales que señalen cosas que les gusta hacer cuando celebran su cumpleaños o que hablen de ellas.

Es probable que los niños con dificultades de lectura (como la dislexia) y los niños con dificultades de escritura (como la disgrafía) o de motricidad fina necesiten ayuda para escribir los nombres de personas que los ayudan a celebrar.

Jesús, sacerdote y sacrificio (pág. 82)

Es posible que a los niños con retrasos intelectuales o de desarrollo (como autismo) les cueste trabajo comprender el concepto de renunciar a algo en beneficio de alguien. Cuando completen esta actividad, pida a estos niños que hablen sobre algunas de las cosas que otras personas hacen por ellos y luego anímelos a reflexionar en los sacrificios que describen. Por ejemplo, si un niño le dice que su papá o su mamá cocina la cena, usted puede decir: "Entonces, tu mamá o tu papá dan su tiempo para cocinar comida para ti".

Tal vez, los niños con dificultades de escritura (como la disgrafía) o de motricidad fina prefieran responder verbalmente para completar la actividad. Si ese es el caso, escuche sus respuestas y escríbalas en el espacio indicado. Puede pedir a los niños con dificultades de lectura (como la dislexia) que escriban sus respuestas pero es posible que necesiten ayuda para escribir ciertas palabras.

Celebremos la Misa (pág. 84)

A los niños con retrasos intelectuales o de desarrollo (como autismo) puede servirles de ayuda que les muestre fotografías de cada parte de la Liturgia Eucarística mientras usted lee esta sección. Tal vez les sea difícil imaginarse estos pasos sin ayudas visuales. Es probable que los niños con dificultades de atención o de control de impulsos también se beneficien de un enfoque basado en fotografías ya que para ellos, a menudo es más fácil prestar atención a estímulos visuales (más que a estímulos sonoros).

Bendito eres, Señor (pág. 86)

Los niños con dificultades de escritura (como la disgrafía) o de motricidad fina tal vez requieran de ayuda para escribir sus respuestas o quizás prefieran responder verbalmente.

Es probable que a los niños con dificultades de lectura (como la dislexia) les sirva de ayuda que el catequista o un asistente les lea los enunciados incompletos de la página. Después de leer cada uno, el catequista o asistente pueden ayudar al niño a escribir la palabra apropiada para completar cada enunciado de respuesta.

Cordero de Dios (pág. 88)

Los niños con dificultades de escritura (como la disgrafía) o de motricidad fina tal vez necesiten ayuda para esta actividad. Si es necesario, el catequista o un asistente pueden trazar la mano del niño y trabajar con él para lograr que lo que trazaron tenga la semblanza de un cordero.