Adelanto

ReconciliaciĆ³n SesiĆ³n 3

Hacer cambios (pág. 56)

Es posible que para los niños con retrasos intelectuales o de desarrollo (como autismo) necesite reformular la pregunta del recuadro de abajo en la página del Libro del niño para que sea más fácil de comprender. Pregunte, "¿quién te ayuda a hacer cosas buenas en casa?¿quién te ayuda a aplicarte en la escuela?¿quién te ayuda a ser amable con otros?¿quién te ayuda a rezar?". Los niños con dificultades de escritura (como la disgrafía) o de motricidad fina tal vez prefieran expresar sus respuestas en voz alta o pedirle ayuda para escribirlas.

Siempre listo para perdonarnos (pág. 62)

Tal vez a los niños con dificultades visuales y a los niños con dificultades de escritura (como la disgrafía) o de motricidad fina les cueste trabajo completar la actividad del laberinto de esta página. Anímelos a que tracen el sendero a través del laberinto con sus dedos antes de hacerlo con el lápiz. También puede ayudarlos guiando sus manos con la suya para atravesar el laberinto si así se sienten más cómodos.

La Ley de Dios nos instruye (pág. 64)

Quizás los niños con dificultades de escritura (como la disgrafía) o de motricidad fina prefieran expresar sus respuestas en voz alta o pedirle ayuda para escribirlas. Los niños con dificultades de atención o de control de impulsos a menudo se benefician de actividades en las que están en movimiento. Tal vez prefieran hacer una representación de maneras en las que pueden seguir los Diez Mandamientos esta semana.

Examinar la conciencia (pág. 68)

El uso de ilustraciones como claves visuales para las preguntas en la sección Examinar la conciencia del Libro del niño ya toma en cuenta diferentes necesidades de aprendizaje. Es posible que a algunos niños, especialmente los niños con retrasos intelectuales o de desarrollo (como autismo), les sirva de ayuda que usted lea cada texto mientras señala la ilustración correspondiente.

Un nuevo corazón (pág. 70)

Para los niños con retrasos intelectuales o de desarrollo (como autismo), será útil que usted les hable sobre cada acción no amorosa y la alternativa. Por ejemplo, puede decir: "¿Qué te puede ayudar Dios a hacer en lugar de desobedecer a tus padres? Él te puede ayudar a hacer lo que tus padres te piden. Muéstrame cómo haces lo que tus padres te piden. Imaginémonos que tu mamá te pidió que limpiaras tu habitación. Muéstrame qué harías". A los niños con dificultades de atención o de control de impulsos tal vez les agrade hacer representaciones de las acciones amorosas que escriban en esta página. Los niños con dificultades de lectura (como dislexia) tal vez necesiten ayuda para leer las acciones no amorosas y para escribir sus respuestas. Los niños con dificultades de escritura (como la disgrafía) o de motricidad fina tal vez prefieran expresar sus respuestas en voz alta y que el catequista los ayude a escribirlas. Como una alternativa también podrían hacer representaciones de las acciones amorosas.