Adelanto

ReconciliaciĆ³n SesiĆ³n 4

Perdido y encontrado (pág. 76)

Es posible que a los niños con dificultades de atención o de control de impulsos les cueste trabajo concentrarse el tiempo necesario para encontrar los objetos perdidos. Anímelos a hallar un objeto a la vez colocando su dedo en la esquina superior izquierda de la imagen y moviéndolo de izquierda a derecha y de arriba a abajo (como cuando se leen palabras en una página). Esto ayudará a observar la imagen completa sin perder ningún detalle.

Jesús, nuestro Pastor (pág. 82)

Los niños con dificultades de lectura (como dislexia) y los niños con retrasos intelectuales o de desarrollo (como autismo) tal vez necesiten ayuda para leer las palabras de esta actividad. Guíe el dedo de cada niño para repasar las letras de las palabras que describen lo que el Buen Pastor nos ofrece. Luego, anime al niño a encerrar en un círculo esas palabras. Como una opción adicional, pida que observen con cuidado la lista de palabras en las instrucciones de la página. Diga cada palabra y las letras que se usan para escribirla. Luego, indique a los niños que busquen estas palabras en la sopa de letras. Sugiérales que para comenzar busquen la primera letra de cada palabra para que les sea más fácil hallar el resto.

Celebración individual del Sacramento (pág. 86)

Los niños con dificultades de lectura (como dislexia) tal vez necesiten ayuda para leer las palabras de esta actividad. Haga la actividad junto con ellos para qué sepan cuál descripción emparejar con cada paso.

La Oración del penitente (pág. 88)

Para ayudar a los niños con dificultades de atención o de control de impulsos y los niños con retrasos intelectuales o de desarrollo (como autismo), rece esta oración línea por línea. Primero, diga usted cada línea, hablando clara y lentamente. Luego, pida a los niños que repitan las palabras. Tal vez quiera pedirles que hagan gestos con sus manos y enseñarles los gestos que le gustaría que hicieran mientras repiten la oración.